Webinar Emprender, Fracasar y Triunfar | CEIPA

Aprender a emprender conferencia

Tuve la oportunidad de hacer una charla para CEIPA en la que nos enfocamos en los emprendimientos junto a mis experiencias para aportar valor a todas esas personas que desean aprender a emprender, dentro de mis conferencias siempre he buscado la forma de aportar valor a través de lo que han sido mis 20 años de emprendimiento.

Siempre comienzo diciendo que en mis años de experiencia he tenido aparentes fracasos y éxitos empresariales, haber comenzado un negocio con una inversión brutal y otros 100% bootstrapeado, con empresas que empecé desde lo mas básico y fueron un éxito completo y otras que le aposté todo y no dieron frutos.

La verdad es que hoy por hoy no necesariamente alguien debe tener una empresa para ser considerado emprendedor o emprendedora, la palabra “emprendedor” es un adjetivo que se gana todos los días haciendo, creando, tomando riesgos, cumpliendo un propósito, entendiendo muy bien para que se está haciendo lo que se hace.

la palabra “emprendedor” es un adjetivo que se gana todos los días haciendo, creando, tomando riesgos, cumpliendo un propósito

Esa mentalidad la puede tener una persona, un grupo de personas, un equipo que trabaje para una organización de educación o del estado, allí también está el espíritu emprendedor, y la verdad que no es menor, porque ese espíritu emprendedor es el que va a sacar a Latinoamérica adelante y va a generar el diferencial de nuestros países exportando conocimiento.

Esto lo cuento a través de la experiencia, en la primera empresa que arranque en el año 99 fracase porque estaba apuntada a un mercado argentino en decadencia, entonces, ¿Cómo pretender apuntar a un mercado totalmente angustiado y sin confianza?

Fue un error estratégico de mi parte, entonces en la segunda empresa llamada MarketingElectronico.com que era una agencia de marketing digital apuntamos a cerrar la propuesta de valor a una industria y hacerlo desde otros países, producíamos desde Argentina pero nuestros países principales eran México, España, Chile, Colombia, Brasil y luego Argentina.

Cuando se exporta, internacionaliza y se lleva la propuesta de valor a nuevos mercados es un verdadero hito, yo no le llamo éxito, tengamos mucho cuidado con esa palabra. Es un hito muy importante porque a la vez que estamos trayendo valor a nuestros país y riqueza estamos generando más fuentes de trabajo digno y genuino que está basado en esta industria sin chimenea sino con conocimiento.

¿A qué mercado apuntamos?

¿Apuntamos a mercados diferentes a los que veníamos haciendo previos a la pandemia? ¿Hemos empezado a mover nuestro LinkedIn intentando hacer alianzas en mercados extranjeros?

Lo más potente para saber esto es el propósito, que nos anima a soñar como cuando éramos niños y decíamos que íbamos a ser una u otra cosa, nos sentíamos invencibles, pero cuando crecemos dejamos de soñar y de confiar.

Creo yo que muchos tienen que ver con que empezamos a posicionarnos como líderes, como expertos y empezamos a hablar con afirmaciones en vez de ser niños y preguntar, incluso ya de mayores callamos a los niños que insisten con sus preguntas.

Preguntar para conversar, para generar empatía y conexión con nuestro comunicado, y esa conexión es el canal por donde se va a transmitir nuestros conocimiento y sabiduría; como consecuencia de eso hay una posibilidad transaccional, pero mucho antes está el vínculo, y antes el “para qué”, ¿Por qué quiero solucionar problemas en una determinada industria? ¿Cuáles son los dolores que hemos tenido nosotros que muchas veces nos brinda la información sobre nuestro propósito?

Yo le cuento mi dolor, a mi me costó muchísimo emprender, lo hice desde Santiago del Estero, una de las provincias argentinas más pobres, con menor iniciativa privada y de mayor desempleo en donde había mucha desesperanza y poca innovación. Entonces ese fue mi propósito, ayudar a otros a que emprendan, no por el hecho de emprender sino de generar ese espíritu para generar valor a la sociedad. 

Las conversaciones y conexión con el mercado

Todas las semana hago los Cotalks y una de las preguntas que hago siempre es: ¿Qué tanto aumentaron las conversaciones a partir de la pandemia? 200 emprendedores contestaron que en promedio habían aumentado entre un 10 y 20 por ciento, solamente el 8% de los emprendedores había aumentado más de un 50% sus conversaciones.

Ahora, ¿Para qué sirven las conversaciones? Bueno yo les contesto simplemente que es porque ahí es donde está el valor que tienen que crear para sus usuarios, sus clientes, stakeholders. Tenemos que tener la humildad de adecuar nuestra solución a lo que necesita el mercado.

Está bien que inicialmente tengamos una idea, pero esa idea luego tiene que ser validada en el mercado a través de conversaciones

Está bien que inicialmente tengamos una idea, pero esa idea luego tiene que ser validada en el mercado a través de conversaciones y más hoy en un mundo pandémico en el que si no conversamos no sabemos cuales son las nuevas necesidades.

Del marketing mix de Kotler al modelo SOVI 

Yo en vez de hablar de producto, hablo de soluciones, hoy en día no ofrecemos un bien o servicio sino una solución a una necesidad del cliente. Hablar de uno o dos canales no tiene sentido, hoy en día hablamos de omnicanalidad basado en lo virtual, yo tengo presencia en los canales donde este mi cliente y para ello debo conocer mi audiencia y sus características.

Ya no podemos hablar mas de precio en ese marketing mix, debemos hablar de valor que es transmitido generosamente por mi compañía para dar una solución a un dolor que tiene mi cliente.

Finalmente es casi prehistórico hablar de promoción o publicidad cuando en realidad estamos en la era de la información, de brindar conocimiento, es la imagen del chef internacional contando en un video cuáles son los ingredientes de su receta más deseada, ¿para que lo hace? ¿Para dejar de tener esa receta y que los clientes no vayan más?

Al contrario, es el doble de clientes que va a tener y el posicionamiento que está logrando se reflejará luego de la pandemia en donde todos querrán ir a ese lugar donde está el chef con el que he conectado, que me ha ayudado en los momentos difíciles, que me brindo la receta para sorprender a mi familia.

La mejor forma de hacer marketing hoy es brindar valor a través de la información, ser cristalinos con nuestras propuestas en este mundo donde es tan complejo vender.

¿Qué se necesita para emprender conscientemente?

Para poder emprender y generar valor es necesario estar organizados, tener frameworks, levantarnos en la mañana y tener claramente la agenda organizada. Para potenciar las conversaciones yo he separado espacios de 15 minutos para conocer gente y conozco gente todos los días, al menos 4 personas, no puedo conversar con todo el mundo pero si ubico un espacio para hacer vínculos.

Entonces, ¿con quienes estamos conversando? Tenemos que generar vínculos, en mi LinkedIn tengo 28.292 contactos, he creado una solución para poder maximizar la cantidad de vinculaciones y he puesto a trabajar a mi mujer, a mi hija, a mi sobrina para poder favorecer esas comunicaciones.

Entonces, son nuevos desafíos en el que tenemos desafíos por igual, oportunidades y amenazas, es el mindset emprendedor es el que va a definir y torcer la balanza para uno de los lados. Esa capacidad de acciones es lo que nos diferencia, el triunfo es aprender, es validar, pasar por estos procesos que nos lleven a descubrir cosas que antes no conocíamos, más allá si se valida algo o no.

¿Cómo darse a conocer en el mercado?

Casi todos los emprendedores que se me acercan me dicen que necesitan inversión en marketing y es otra frustración cuando les pregunto sobre las acciones que llevan a cabo para darse a conocer y responden que solamente ponen dinero a Google y Facebook.

Pero no comparten conocimiento, no tienen blog, no hacen su trabajo pero a la vez quieren que inversores confíen en su propuesta de valor. La verdad es que tendemos en crear mucho en el valor de la idea, cuando la realidad si no se ejecuta, su valor es igual a 0.

No existen las ideas extraordinarias, saquemos ese adjetivo tan poco humilde, las ideas solo toman valor en la ejecución, cuando se hace cuando se crea, cuando se transforma en un proyecto, armado equipos.

¿Cómo saber cuando rendirse en un proyecto y cuando seguir?

Yo puedo hablar desde mi punto de vista experimental, la verdad yo paro cuando la cultura de la compañía no está alineada, le puede ir estando bien en facturación, pero si no hay equipo no hay emprendimiento. También paro cuando el mercado no responde, cuando he intentado muchas veces poner en práctica mis ideas y mis hipótesis no se han validado.

Cuando ocurre lo opuesto, cuando hay entusiasmo, trabajando juntos sin mezquindad bajo un mismo propósito, allí es cuando sigo para adelante y voy a la guerra sin importar si somos solo cinco.

Aquí viene una pregunta relacionada con algunos emprendedores sobre la definición de fracaso, para mi es no llevar adelante los sueños, no intentarlo, no armar equipos, no animarse. El mayor fracaso es no construir con los valores que tiene uno.

Cuando yo fracasé terriblemente en realidad hice perder un montón de dinero a 22 inversores y a mi mismo, pero el pero de los fracasos y lo que realmente me deprimió 6 meses que no me podía levantar de la cama era porque me había dado cuenta que había actuado con falta de humildad total.

El 55% de los emprendedores fracasa en el primer año, es una realidad.

Cuando uno está en medio de un fracaso es necesario desarrollar la capacidad de tolerancia a la frustración. El 55% de los emprendedores fracasa en el primer año, es una realidad. En mi caso yo me sobrepuse a esa depresión gracias a las redes de contención que brinda este ecosistema maravilloso de emprendedores que estuvieron ahí conmigo brindándome sus manos para ocuparme y ocupar a mi equipo de trabajo que quedaba sin empleo.

Lo más importante entonces es arremangarse y salir al campo nuevamente a querer revancha, no en contra sino para devolverle el valor al mercado, tal vez estás pensando demasiado en quitar y tomar mientras que no pensamos en el dar.

¿Qué pasa con la reinvención en industrias afectadas por la pandemia?

En mi caso, uno de mis emprendimientos tengo un hotel, y como podrás imaginar he tenido 0 este año y quien sabe si el próximo tenemos algo. Toca quizás hacerte las preguntas sobre qué podrá cortarse o variabilizar en cuestiones de gastos.

Ahora, una vez hagas eso debes empezar a emprender en el saber como el cliente desea consumir la solución que vos ofreces, conecta con tus clientes, prevende para que puedas convertir cierto flujo.

Todo esto se debe hacer cuando conectes, la intención no es atropellar ni dar lastima, es ir más allá del producto o servicio que ofreces, nos obligaron a reinventarnos que no es más que una oportunidad para poder iterar, experimentar e idear nuevas soluciones.

¿Qué consejos hay para empezar a construir marca personal?

Debes entender el punto para conectar a tu audiencia, saber en qué eres bueno y comunicarlo, hablar con tu audiencia y planificar cada uno de los post que vas a publicar.

Tener métricas es una parte muy importante, analizar qué contenido haces que hace que la gente esté más tiempo en tu sitio y tenga interés en ello, teniendo esta información ya sabes que es lo que tu audiencia quiere y desea.

En cuanto a equipo de trabajo, claro que tengo un equipo, entonces lo que hago las primeras horas del día es ver y planificar todas las actividades que tengo con la retroalimentación adecuada.

¿Cuál ha sido mi mayor aprendizaje al emprender?

Cuando te consideran exitoso debes tener mucho cuidado, es como cuando estás en el mar y te levanta la ola, pues en algún momento la ola se va a correr y mientras más altos te vayas mentalmente peor va a ser la caída.

Entonces para mi el verdadero éxito es una sensación de felicidad y tranquilidad, de estar en paz con uno mismo que es como las capas de una cebolla, primero estas vos y tu núcleo familiar, luego tu familia más grande, después los amigos, después la sociedad donde estas, tus equipos de trabajo o la sociedad misma.

Creértela y dejar de vivir los valores que tienes es la peor de las decisiones que puedes tomar. Hay gente que me ha reconocido que yo he sido igual desde que me conocieron hasta el día de hoy, mis mentores destacan que siempre he sido la misma persona.

Pero la verdad es que yo se que me la creí cuando gane millones y se que me era muy difícil levantarme cuando perdí millones y no solo por el dinero perdido sino por fallarme a mí mismo, a mis valores y mi familia.

Te dejo la conferencia completa a continuación:

 

Más artículos sobre emprendimiento:

Emprender en Ciencia & Tecnología y escalar compañías | Jorge Villalonga | COtalk 54

Cualquiera puede emprender | LinkedIn Live

Aprendizaje sobre emprender desde una corporacion | Aprendedores 02

Esto es lo que necesitas para emprender | LinkedIn Live

¡Abrazo emprendedor!

DiegoNoriega.CO

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí