Recuerdo equipo de amigos: Seleccionado Rugby Santiago del Estero ´74. 3er puesto Argentino M19 y M21

Probablemente muchos no entiendan porqué publico algo de hace 25 años atrás. Simplemente porque fue un logro inmenso de un humilde EQUIPO de Santiago del Estero. No habían grandes estrellas, pero solo pudo ganar los partidos con la fuerza que da la AMISTAD y el DAR todo en la cancha por nuestros amigos.

Con la ´74 tuvimos la suerte de tener algunos logros como ganarle a grandes equipos como Tucumán, Rosario, San Juan, Mendoza, etc. Pero lo más importante son las miles de anécdotas que tuvimos para llegar ahí:

Comprar la camiseta, entrenar con zapatillas porque no había pelota cuando estabamos por definir un 3° puesto.. pagar a un personal trainer para que nos entrene al grupo de 10 que estudiabamos en Córdoba. Lo mismo sucedía con los que estaban en otras ciudades. Desde mi punto de vista ese esfuerzo y sacrificio conjunto (pero a la distancia) forjó al grupo y lo transformó en un EQUIPO con mayúsculas. Recuerdo que en la ronda donde nos abrazamos todos antes de entrar a los partidos, recordamos esto mismo. Las lágrimas eran incontenibles y esa emoción el combustible para salir a dar todo.

Nuevo Diario – 6 de Noviembre de 1995 con la crónica del triunfo ante el seleccionado de Tucumán

Fue un esfuerzo muy grande, pero valió la pena…No había especulación, ni broncas porque uno jugó y otro no. Era un equipo de 25 amigos que disfrutamos a más no poder de la esencia del rugby: la flor de la Amistad. En Santiago habían solo 4 clubes y de ahí sacamos un gran equipo. Una vez más, la calidad importa más que la cantidad.

Si bien lo deportivo es anecdótico, no es menor que le ganamos al seleccionado de Tucumán que siempre alternan campeonatos con Buenos Aires. Eran los grandes candidados porque tenían un equipazo con +10 Pumitas (seleccionado nacional).

Sabíamos que era imposible ganarles, pero que teníamos que jugarnos para ganar. El partido no se jugó a las 15.30 como estaba programado porque hacían 51°. Jugamos a las 8 de la noche con 45°.

No se podía respirar…me tiré al piso en 3 oportunidades y entró Guillermo Rafael con un balde de agua con sales y me decía “levantá la cabeza que ellos están muertos”…si hubiera sabido lo muerto que estaba yo…


La cancha estaba en malas condiciones (ver fotos), pero eso no importaba. Personalmente fue muy especial porque mis padres fueron a ver ese partido. Creo que fue el único al que me acompañaron. Mi viejo fue con una cámara con Zoom importante y fue el que sacó la foto de portada.

El triunfo en tierras mendocinas

Después de esa hazaña nos fuimos a Mendoza a jugar con otro equipo muy potente. Tenía a Miguel Ruiz (Puma) y a un pack de forwards que nos mataban en el scrum. Nunca fuimos para atrás tanto.
Y en el resultado también veníamos de atrás. El primer tiempo terminó 9 a 0 para ellos…sin embargo con valentía y tackles lo pudimos dar vuelta y ganar 17 a 9.

Dos décadas después, un colega abogado de mi hermano Valentín en el 2015, le preguntó si no era algo de un Noriega que jugaba al rugby en Santiago. Cuando le comentó que eramos hermanos, este chico le pasó el artículo del Diario UNO del cual conservaba un recorte porque él jugó ese partido. Casualidades de la vida, pero donde queda en claro los valores del rugby.

Diario UNO de Mendoza – 13/11/1995

La derrota contra Buenos Aires

Ya clasificados nos tocó jugar contra a Buenos Aires. Seguramente nos tocó una de las mejores camadas de la historia del rugby argentino. Llovía torrencialmente y perdimos 45 a 14. Nos mataron.

Una anécdota del día del partido, fue que estabamos leyendo el diario de la mañana con la formación de Buenos Aires y conocíamos a la gran mayoría porque integraban seleccionados nacionales. Había un nombre que no reconocimos. Era “Eduardo Simone” de Liceo Naval. Entre todos decíamos que por ahí ibamos a atacar porque todos los demás eran imposibles de pasar. Eduardo al año siguiente emigró al rugby inglés siendo uno de los primeros en jugar en Europa. Tiempo después lo acompañaría Agustín Pichot. Eduardo y todos los demás fue la base de los Pumas históricos que pasaron la primera ronda del mundial 1999 al ganarle a Irlanda en Gales. En este listado algunos de los grandes rugbiers, pero muchos se quedan fuera de la lista: Travaglini, Lamas, Fossati, Picchio, Coletti, Diaz de Vivar, Grande, etc.

Nuestras limitaciones

Perdimos una batalla y estabamos cabizbajos por no haber conseguido lo que nos habíamos propuesto. Dormiamos en el CENARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) y teníamos que volver a entrar. Como no teníamos elementos deportivos y cada uno aportaba lo suyo, no teníamos pelota de rugby con que entrenar. Un gran obstáculo que resolvimos reemplazando con una zapatilla a nuestra querida ovalada. Fue tan malo el entrenamiento que uno de mis compañeros abandonó el entrenamiento.

Fue el momento en donde nos dimos cuenta que eramos un equipo muy limitado y que eso nos podía tirar abajo o ver la forma de salir adelante y ganar el siguiente partido.

Seleccionado Santiago del Estero antes del partido contra San Juan

Llegó el momento de jugar por el 3° puesto contra San Juan. Fue un partido muy entretenido, con muchos tries y muy cambiante. Comenzamos jugando a muy alto nivel y metimos 3 tries. Sin embargo nos dormimos en los últimos momentos del primer tiempo y con dos tries termimos el primer tiempo muy cerca 24 a 20.

El segundo tiempo fue al revés. Ellos comenzaron a full y pasaron al frente por 33 a 29.

Los últimos minutos nos prometimos dar lo mejor y terminamos con un par de tries de Williams y Beli. Ganamos 39 a 33, pero el resultado es lo de menos.

Era la forma de coronar un proceso espectacular con una camada de amigos que se hizo fuerte en las adversidades y que supo mantener la calma en los momentos díficiles.

A pesar de todas estas enormes limitaciones, confiábamos en lo que teníamos y quizás eso fue nuestra gran fortaleza.

El mindset del equipo, el espíritu del CO y los valores de la amistad y el rugby nos sirvieron no solo para ganar en la cancha, sino como una experiencia de vida que nos forjó como personas.

Aquí algunos recuerdos a 25 años de este logro. Pero lo más importante es que seguimos hablando por Whatsapp y tenemos la expectativa de un próximo encuentro.

Ese es el rugby y tuvimos el destino quiso que lo disfrutemos de esa manera. No fue fácil e implicó sacrificios, pero el proceso de aprendizaje fue grande y marcó nuestras vidas.

Anécdotas del Entrenador

DIARIO PANORAMA: El recuerdo a aquella hazaña


Scrum vs San Juan en el Club San Martín de Buenos Aires

Asado y juntada en mi casa en el 2015 a 20 años

A los 20 años de ese 3° puesto nos juntamos a celebrar y recordar.

Muchas risas y buenos momentos. Mucho pelo blanco y algunas peladas (como la mía).

Lo que me queda es que 20 años después nos juntamos como si hubieramos jugado nuestro último partido una semana antes.

Ese es el valor del rugby y el valor de la amistad.

Con los entrenadores y el Gran Capital Tomás “Toto” Smith

El abrazo con dos de mis hermanos de la vida, Adrian Alvarado y Carlitos Navelino. Abrazo al cielo!!!

En fin, equipos más que individuos. Algo que me quedó marcado en la vida y por la que siempre les voy a estar agradecido.

Abrazo de Try!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí