¿Cómo vincular lo personal y profesional? Mi viejo, mi gran mentor

Mi viejo, apoyo personal y profesional

En estas fechas familiares y a pocas horas de despedir el 2020 recordé una carta que le envié a mi viejo hace algunos años luego de tener una mentoría que me movió todo el piso desde lo personal y profesional.

En ella, comentaba mis pensamientos luego de vender Alamaula a Ebay, miles de sentimientos encontrados y un enfoque en lo espiritual que realmente necesitaba luego de pasar la mayor parte de tiempo entre viajes y empresas.

Quiero compartir hoy con ustedes esta carta que le envié a mi padre, mi mentor, la persona que confiaba (y sigo confiando en la distancia) cada una de mis decisiones y propósitos desde lo personal y profesional:

Carta a mi padre, apoyo personal y profesional

“Querido viejo, ¿cómo estás? espero que todo muy bien con tu golf y otras cosas divertidas que haces…

Te escribo desde San José, California para que no perdamos el contacto de las cosas, ya que como se vienen dando me han ayudado mucho a avanzar sobre cuestiones que tengo pendiente hace tiempo.  No te das una idea lo presente que lo tengo y como me ha cambiado el humor, las ganas de disfrutar y vivir.

No puedo creer la cantidad de cosas que me están pasando. En todos lados veo o escucho mensajes. Es como que estoy muy sensible a todo el mundo exterior porque estoy totalmente abierto a interactuar conmigo y con lo externo.

Te cuento lo que me pasó hoy que quizás sea un poco difícil de entender, pero es importante ponerlo en contexto…Estuve con un tipo que admiro muchísimo porque hizo muchas empresas y las vendió a millones.  Siempre fue mi rol model y tuve la suerte de conocerlo hace un par de años.  Aprovechando que estaba en California quedamos en vernos para que le comentara de cómo venía mi vida post adquisición de eBay.  Le comenté de eso y también de lo que estaba haciendo en la reorganización de mis otros negocios, la posible asociación con gente grosa.  Un proyecto que considero muy elevador ya que tiene muchos condimentos de cómo me veo en el futuro, colaborando un poquito a emprendedores y emprendimientos a alcanzar el éxito. Y para eso reutilizo toda la estructura que tengo a mi disposición con la agencia de marketing online y lo implementaría sobre las empresas de contenidos turísticos y de comunidades.

Después de 5 minutos de una explicación medio confusa de lo que quería hacer le pedí el feeback.  Haciendo referencia a un discurso de Mc Arthur después de la 2da Guerra Mundial, me dijo lo más difícil es el primer minuto después de un gran evento.  Esto haciendo alusión a que yo vendí la empresa hace 6 meses y lo que le comento es una reacción natural de la necesidad de hacer cosas inmediatamente después sin tomarme el tiempo para comenzar de nuevo.
En definitiva, me paró el carro y me recomendó que esperara un año y medio o dos para comenzar a hacer otras cosas.  Me dijo, vendé las empresas o cerrarlas para darle tiempo al proceso natural de maduración de las cosas.  También me comentó de sus experiencias y de la de mucha gente que conoce, que apenas vende una empresa quiere comenzar a hacer una nueva y es arrebatar el asado.  El dijo, saltar de una canoa a otra.  Por más que tome tiempo, mejor volver a tierra y ahí tomar otra canoa. 
Me comentó que de las pocas veces que nos habíamos visto (cinco veces), esta vez no había visto las energías que siempre tengo, por lo que le dan indicios de que no es lo que debería hacer y me pedía disculpas por ser tan frontal, pero no podía ser hipócrita. 
Otra recomendación que me sorprendió es que estoy pensando en este proyecto porque estoy mezclando cosas que ya existen y tengo que comenzar a pensar desde 0, por lo que sería mejor deshacerme de las cosas.
No se si te hace sentido, pero para mi si la tienen y son mensajes profundos.

Esperaba cualquier cosa como feedback, menos la que me comentó.  Tiene mucho sentido lo que dice, y más porque conoce cual es mi perfil (similar al de él) y queremos hacer 100 cosas al mismo tiempo.

Le terminó de cerrar todo cuando en la despedida le comenté que estaba en un proceso más espiritual de mi vida para poder balancear mi vida ya que estaba 100% volcado en lo profesional y en mi hija.  Me dijo, Diego andáte a algún lugar, conocé, preguntate todo…Date ese lujo porque tienes mil posibilidades a tu edad cuando eso pasa generalmente después de los 60 años.

¿Casualidad?  No creo…

De vuelta en el taxi sentí una liberación importante.  El respirar se me hizo más fácil.  No digo que es lo que quiero hacer, pero si me dio mucha claridad y me va a servir para tomar decisiones sobre mi futuro próximo.
La sensación fue de mucha luz (a pesar de que era de noche).  Podría haber estado pensativo por rebotar mi idea, pero la verdad es que tenía ganas de celebrar y se me vinieron mil cosas a la mente de cómo hacerlo y tienen que ver conmigo, con mis tiempos, con mi disfrute.

Todo esto tiene relación con mi futuro
Siempre comienzo con una visión que no tiene límite en el tiempo y es la esencia de lo que quisiera ser.  Un sueño.  El mío es de aportar mi granito de arena a mejorar el mundo y los seres que transitan por aquí.  Quiero que la gente que me vea se sienta bien, esté contenta, les haga bien, los motive para cumplir los suyos. En función de eso voy delineando las estrategias y tácticas con las acciones necesarias para llegar a cumplirlo.
Ejemplo:  no puedo impactar positivamente en nadie, si es que yo no estoy pleno, sonriente (desde el alma) y con muchas energías.  Parece raro, pero tengo pensado muchas cosas en un futuro cercano para fortalecer mi vida interior, descubrirme, etc.  Estoy seguro que eso me va a fortalecer mucho y todo lo que haga después va a tener mayor y mejor impacto en lo que decida hacer.
Quiero estar conectado con las cosas y las personas.  Sobre todo esto último.  Quiero disfrutar más las personas, decirles cosas lindas, ser más positivo de lo que soy…
Quiero rodearme de gente linda, que mire a los ojos y se vean las ganas que tienen de vivir y SER.
Ojalá pueda combatir la sensación de que el tiempo pasa volando como lo ha hecho en los últimos años.  Hago mil cosas, pero tengo poco registro.  
Hacerme tiempo para ciertos lujos personales y hacerlo todos los días.  Esto lo quiero hacer como lo más importante del día … .después viene el trabajo, las responsabilidades, etc. 

Algo de esto hemos conversado y me ha dado resultados espectaculares a pesar de que hace poco que los estoy aplicando.

Ahora no sé como cerrar esto, pero estoy muy bien y me hizo bien escribir esto.  Me quedan más grabadas estas palabras.

Desde tu punto de vista, cómo interpretas esto?

espero que lo podamos conversar, asado y empanadas de por medio.

Te mando un abrazo grande. Te quiero mucho.

Diego”

Mi mensaje para ti, emprendedor

Que estas épocas de menos carga de laburo sea el momento de mejorar la conexión y vinculación con nuestras familias, con esos amigos incondicionales que han estado en los diferentes estadíos de tu vida y que vos, también has actuado recíprocamente para ellos.

Recuerda siempre el balance entre lo personal y profesional y cuenta siempre con una o más personas que siempre estén dipuestas a escucharte en los mejores momentos pero también en los peores.

¡Feliz año nuevo emprendedor!

DiegoNoriega.CO

WhatsApp

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí