Paradigma Empresarial. Proyectando al futuro

5 tips para mentorias

¿Qué es un paradigma empresarial?

Para poder hablar de un paradigma empresarial debemos primero aclarar que es un paradigma. Los paradigmas son aquellos marcos teóricos o prácticos aplicables a un ámbito específico que brinda soluciones a determinados problemas durante un tiempo razonablemente extenso

De esta manera, nos encontraremos con distintos ámbitos donde podremos aplicar paradigmas. Resumidamente y desde lo aprendiendo en mi experiencia en todos los aspectos de la vida. 

Un paradigma empresarial es aquel conjunto de “normas”, creencias o costumbres que se utilizan en ámbito empresarial cuya aplicación sea prolongada en el tiempo lo suficiente como para ser considerados como cotidianos y exitosos. 

¿De dónde venimos y a dónde vamos?

Obviamente, los paradigmas dependen de la cultura, sociedad, creencias, contexto social, económico y situación particular y general de cada ámbito. Ahora bien, quienes nos encontramos en el ámbito empresarial y hemos recorrido éxitos y fracasos en el mundo emprendedor hemos visto cómo ha ido transformándose la realidad. Esto hace que el paradigma empresarial tienda a cambiar y que quienes nos encontremos con esas posibilidades a la vista podamos aprovechar y estar a la vanguardia de la oportunidad. 

Tal como lo he expresado en mi libro: 

creo que la relación empleado-empleador está totalmente rota

No sólo sostengo que la relación empleado-empleador está totalmente rota. Desde hace un tiempo, los millennials no quieren trabajar para nadie, aunque sí aceptan trabajar para una compañía que tiene una causa, un propósito abiertamente declarado y muy potente. O sea, identidad.

¿A donde vamos?

Con la realidad actual, donde no sólo ya estamos en una nueva era tecnológica y de comunicación sino que además vemos cómo las nuevas generaciones piensan y se involucran de una manera distinta con los proyectos, con la forma de mirar la vida, como vienen cambiando los valores, el planteo es necesario.

¿Estamos frente a un nuevo paradigma empresarial? Sin ningún lugar a dudas. Y está en cada uno de los integrantes de nuestro equipo y sobre todo en nosotros mismos el ver cómo nos enfrentaremos a esta nueva oportunidad.

La pandemia ha dejado en claro cuales son las nuevas realidades, hemos visto la necesidad de enfrentar nuevos problemas, o nuevas oportunidades.

Y hemos recorrido un camino que nos permite ya tener una idea de lo que viene. La confianza, la colaboración, la comunicación. El conectar desde otro lugar, en empresas más colaborativas.

¿Cómo lo hacemos? Poder de adaptación.

Este es un tema que considero primordial a la hora de hablar de paradigmas empresariales y cambio. La adaptación es un trabajo diario, todos los días la vida va mutando y esto es aplicable tanto al ámbito profesional como al personal.

La capacidad de adaptación frente a los cambios y el poder de analizar y poder prever esa necesidad de dar respuesta a una nueva realidad, permiten que podamos salir adelante, que podamos proyectar, pero con la confianza de que en caso de que sea necesario cambiar el rumbo de nuestro camino, lo haremos. Aprender en el proceso, reconocer lo positivo, apostar a lo nuevo, sin miedo.

Siempre habrá algo nuevo para aprender

¿Cómo implementar un cambio de paradigma?

He dicho anteriormente, que los millennials proponen una nueva forma de relacionarnos y conectar, de nuevas oportunidades para crecer, que la relación entre empleado-empleador está rota. 

¿Cómo empezamos? Cuestionando. Si miramos toda esta nueva revolución y nuevo paradigma empresarial, es interesante cuestionarnos ciertas acciones o formas de ser tanto en el ámbito profesional como personal.

Algo que me parece muy valioso, es lograr entender cuestiones de nuestro rol en la empresa o proyecto.

¿Cómo somos como jefes? 

Este tema me parece muy interesante, y ofrece muchísimo contenido para poder entender y mejorar nuestra relación con nuestro equipo de trabajo. 

La dinámica de jerarquía donde existe una verticalidad absoluta, donde el jefe da órdenes, no permite que se involucren los empleados.

Post recomendado: Estructura vertical u horizontal ¿Cuál es mejor? 

El dar premios y recompensas, políticas de jerarquía estática organizacional, podría funcionar a la hora administrativa, por supuesto, es muy sencillo estar orgulloso de poder manejar 100 personas dando directivas y esperando que el resto las ejecute.

Ahora bien, estaremos entre una eterna lucha empleado-empleador, una forma de relacionarse que la experiencia me ha enseñado no ser la mejor para personas que pretendan crecimiento, que pretendan proyección, que disfruten de lo que hacen y lo quieran compartir. 

La nueva realidad importa entender al jefe como una persona empática, con posibilidad de adaptación, de escucha. Un jefe en el cual se puede confiar para compartir algo tan importante como la mayor parte de nuestro día.

Muchas veces, pasamos más tiempo con nuestro equipo de trabajo que con nuestra familia. Son personas con las que nos vinculamos diariamente y por algo muy importante, nuestro proyecto.

Trabajar en un rol de jefe o líder más comunicativo, que comparte los logros, las experiencias y los fracasos, nos permitirá tener un mejor desarrollo empresarial. 

Paradigma empresarial

Tips para cambiar de paradigma 

  • Ser proactivo. Comparte tus conocimientos con tu equipo de trabajo, preguntales cosas. 
  • Escuchar. Muchas veces, nuestro equipo de trabajo puede sentirse inhibido de compartir ciertas ideas u opiniones por miedo a enfrentarse o quedar mal frente a sus jefes; propongamos momentos de escucha, brainstorming, donde podamos entre todos construir una idea superadora y complementaria. 
  • Piensa en el ser y no en el tener. La política consumista ha cambiado, la gente busca propósitos, razones. Vincularse más con el interior, con lo que nos moviliza a la hora de emprender, y no con la idea de tener más para uno. 

Conclusión sobre el nuevo paradigma empresarial

La nueva realidad nos propuso una oportunidad muy grande para replantear nuestra manera de vivir y desarrollarnos personal y profesionalmente. El nuevo paradigma se esta armando y nos brinda la posibilidad de COcrear la realidad. 

Cuestiones muy importantes me han llevado a creer en los ValoresCo y aplicarlos en mi día a día tanto profesional como personal,  los «CO»: COmpartir, COnocimiento, COnversar, COlaborar, COnectar, COcrear, COfundar, y, sobre todo, generar COnfianza.

Post recomendado: ¿Qué son y por qué importan los valores CO? 

Y no solamente a nivel sociedad y reducido de mi empresa, aplicado a todos los ámbitos de mi vida e invitando a otros a unirse a este nuevo paradigma empresarial.

Compartamos nuestro conocimiento

Hemos compartido un gran tema, la nueva posibilidad que se nos presenta para aprovechar el momento. ¿Consideras que eres un buen jefe,  un jefe proactivo? ¿Has logrado adaptarse a la nueva realidad? Compárteme tu experiencia y aprendamos juntos. Te dejo mi perfil de LinkedIn y mi canal de YouTube donde todo el tiempo comparto información.

En esta búsqueda continua de crecimiento y desarrollo personal te comparto mi libro gratuitamente, siguiendo este link.

Más contenido sobre cambio de paradigma y crecimiento exponencial:

Te comparto una gran conversación que tuve con Disrumpir Paradigmas Digitales sobre como la transformación no es solo un tema digital sino también personal.

¡Abrazo emprendedor!

DiegoNoriega.Co

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí