Mitos sobre la mentalidad empresarial

¿Qué es la mentalidad empresarial?

Antes de entrar con los mitos de la mentalidad empresarial, debemos conocer qué significa y a qué es aplicable

Una mentalidad empresarial es aquella en la cual la persona realiza acciones, tiene conductas y adopta posiciones basadas en su propósito personal o profesional, involucrando todas aquellas herramientas que ha ido generando con sus experiencias de vida. Estas herramientas son las que nos permitirán el éxito de los proyectos que se encaren.  De esta manera, puedo decir que la mentalidad empresarial deviene de uno mismo y de su propia capacidad de verse como un líder que quiere aprender y crecer, y sobretodo, contagiar ese espíritu, entusiasmo y valores positivos. Sobre cómo ser un buen líder he hablado en varios post, que te dejare al final de este artículo. 

¿Cuándo tener una mentalidad empresarial?

mentalidad empresarialSiempre, definitivamente es un click mental, que nos hace entender que las viejas recetas empresariales ya no funcionan. La pandemia lo ha dejado muy claro.

Solos no podemos.

Una mentalidad empresarial entiende que todos los esfuerzos deben estar destinados a cumplir el propósito empresarial que se persigue y debe rodearse de gente con la que comparta los mismos ideales y ganas de aprender y crecer. 

¿Cómo lograr una mentalidad empresarial?

  • Siempre dispuesto a aprender. Las mentalidad empresariales saben que el mundo es grande y que siempre hay una buena oportunidad para aprender algo nuevo. 
  • Creer en nuestros Valores personales y profesionales. Y particularmente en los Valores que yo denomino ValoresCo. La mentalidad empresarial quiere COmpartir, COmunicar, COoperar, COlaborar. 
  • No conformarse. Las mentalidad empresariales siempre van por más, la superación, el crecimiento exponencial son parte de las búsquedas diarias de las mentalidades que siempre van por más. 
  • Propósitos claros. No solamente tener propósitos claros, sino reales. Objetivos que puedan cumplirse. 
  • Todas son oportunidades. De cada situación de la vida podemos encontrar una oportunidad de crecimiento, es cuestión de mantener los ojos abiertos y la voluntad dispuesta para esto.

Aprende más sobre mentalidad empresarial aquí

Mitos sobre mentalidad empresarial

La realidad que nos afecta a nivel mundial nos presentó la oportunidad de decidir como íbamos a enfrentarla, cual era la mentalidad empresarial que le íbamos a poner a esta  situación. 

A mi me gusta derribar mitos, he ido aprendiendo con todos mis años de experiencia y las distintas empresas que he creado y dirigido y lo sigo haciendo día a día. En este camino, considero que debemos animarnos a ir por nuestro propósito y te traigo los  mitos sobre una mentalidad empresarial y te invito a que compartas conmigo tus experiencias. 

1.- Empleo vs emprendedor.  La mentalidad empresarial es todo. 

Al decir empresarios, se nos vienen rápidamente a la mente los empresarios antiguos, que venían de generaciones anteriores.  Pero hoy en día, los emprendedores tenemos esa característica que valoro tanto que es la mentalidad emprendedora, la capacidad de innovación y adaptación a las nuevas tecnologías y posibilidades. 

2.- Tener el capital no me hace emprendedor. 

Emprender con éxito implica cambiar la mirada, no estamos pensando por nosotros solos, es importante que todos estemos comprometidos. Lograr que nuestro equipo tenga el mismo compromiso que nosotros. Creo en las asociaciones y en que mi tiempo vale lo 4.-mismo que el de mi equipo. Debemos cambiar esa mentalidad antigua y entender que las asociaciones deben ser prioridad entre nuestro proyecto. 

3.- Las ideas no valen nada. 

Son simplemente ideas. La diferencia entre el emprendedor y el ideador es que el emprendedor ejecuta. Lo único que importa es la validación de la audiencia. Y la primera audiencia que puede tener nuestra idea es nuestro entorno. Compartir nuestro propósito es muy importante, llevar adelante, a la acción. Contagiar nuestro propósito para que otras personas quieran sumarse y colaborar con nosotros. 

4.- No se puede vender sin vender. ¿Como aprovechar nuestra mentalidad empresarial?

Recordemos las antiguas, e incluso hoy en día utilizadas mecanismos de venta, donde buscamos y casi perseguimos a nuestros clientes. Vender sin vender parte de la base de confianza y transparencia frente a nuestra audiencia. Generar conexión y empatía nos permitirá llegar a relaciones mucho más reales y probablemente duraderas. Lograr ser co-creadores de nuestro servicio de alguna manera, de la solución que le venimos a brindar al problema o necesidad de nuestro cliente. 

Video: Mentalidad emprendedora

Para concluir te compartiré

También te invito a que compartas tu experiencia en mis comentarios y aprendamos juntos. Aquí te dejo mi Instagram y mi LinkedIn para que podamos conectar. Además, teniendo siempre en vista mi propósito de ayudar a emprendedores a emprender, te comparto el libro que prepare para ti.

 

 

 

 

 

¡Abrazo emprendedor!

DiegoNoriega.co

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí