La Habilidad de preguntar: ¿Cómo mejorar relaciones empresariales y personales gracias a las preguntas?

La habilidad de preguntar y su aprendizaje se da a partir del análisis de mercados, de miles de emprendedores que día a día nos comentan sus ideas de negocio, pero sin validarla con lo más importante para ellos y para cualquier compañía que es el mercado. 

Un ejemplo claro son la cantidad de invitados que tengo semana a semana en mi canal de Youtube en donde entre la charla se hacen preguntas y se da un concepto maravilloso que he tenido en Endeavor y en cada empresa que he fundado y es el aprendizaje. El que escucha aprende de manera personal y profesional.

La empatía es un mecanismo importantísimo, esa capacidad de ponernos en los zapatos del otro nos permitirá comunicar mejor.

Pienso que formular la pregunta correcta es crucial, y no debería sorprender que acertar en el primer intento no sea algo que se dé por hecho. Además, lo que puede ser la pregunta correcta al principio de la tarea puede no serlo una vez que se haya adquirido más conocimiento. La formulación de la preguntas no es sólo un evento importante, sino algo que debe revisarse repetidamente.

Cuando estaba en la universidad leí un libro en inglés que se titulaba “Stop telling, start selling” y como hacía era dejar de afirmar cosas como creyéndose que se sabía todo y empezar a preguntar abiertamente, el autor además comentaba que de niños preguntamos por todo, pero a la medida que vamos creciendo queremos demostrar que somos adultos y mayores, empezamos a afirmar todo y nos olvidamos de preguntar.la habilidad de preguntar

Adicional a ello, el emprendedor al saber escuchar desarrollará más valores importantísimos para el emprendedor, valores como la integridad, la transparencia, la capacidad de aprender empieza a poner todo en orden para que la empresa funciona de manera adecuada.

La importancia de saber preguntar 

Ser capaz de hacer buenas preguntas puede tener un gran impacto en los demás y en nosotros mismos. Sin embargo, no estamos acostumbrados. Centramos nuestra vida personal y laboral en encontrar las respuestas correctas en lugar de hacernos las preguntas correctas, porque en muchos casos, no sabemos que la pregunta nos puede ayudar a analizar el problema en profundidad. Nuestra decisión, ampliar el alcance del pensamiento, comprender la realidad desde diferentes ángulos.

La habilidad de preguntar: Beneficios 

📌Cuando pedimos con interés y humildad, estamos dispuestos a aceptar nuevas perspectivas, lo que nos ayuda a interesarnos y escuchar las voces de los demás, haciéndonos más empáticos y mejorando nuestras relaciones.

📌Una vez más, este interés anima a otros a expresar sus ideas de forma más abierta. La investigación y el aprendizaje se basan en la adquisición de nuevos conocimientos, y solo podemos hacerlo mediante solicitudes. Por tanto, el problema es la base del aprendizaje, la enseñanza y la investigación.

📌Poder hacernos preguntas puede ayudarnos a lograr nuestros objetivos y superar las limitaciones. La comunicación no debe centrarse en la expresión, sino en preguntar y escuchar para obtener diferentes puntos de vista y poder compartir.

📌Las preguntas pueden ayudarnos a mejorar la comunicación entre organizaciones o equipos. Además, proporcionan un entorno reflexivo y estimulan el proceso de búsqueda de respuestas, en lugar de ofrecer soluciones apresuradas.

¿Cuáles son las malas preguntas? 

Las malas preguntas son las que detienen, congelan, desinflan y desbaratan el pensamiento. En pocas palabras, las malas preguntas son preguntas que confunden.

Esto no quiere decir que las buenas preguntas no deban ser un reto y que los estudiantes no puedan llegar a un punto en el que se sientan confundidos. Es posible que lo hagan. Pero no es lo mismo un alumno desafiado que un alumno confundido.

Una mala pregunta puede ser considerada así porque llega al contenido equivocado, está llena de jerga innecesaria o es sintácticamente corrupta. Pero, el rasgo más característico de una mala pregunta es que anima a las otras personas a adivinar lo que piensa el entrevistador

Por otro lado, si se formula la pregunta correcta en el momento equivocado, en lugar de anticiparse, preparar, apoyar o despertar la curiosidad, los alumnos acaban desconcertados, con un pensamiento disperso, interiorizando todas las cosas equivocadas y rara vez se conectan con el contenido y su contexto.

La habilidad de preguntar

¿Cuál es una buena pregunta? 

La pregunta adecuada en el momento oportuno puede hacer una experiencia de aprendizaje, porque más que cualquier cosa leída, dibujada o incluso escrita, una pregunta es aguda y propiamente inquietante. Crea un punto de luz incluso cuando sugiere oscuridad. Se clava en la mente del alumno y se introduce en ella como un taladro.

Una mala pregunta es descuidada: no se adentra en ninguna parte, sino que golpea y hace un ruido molesto. Una pregunta precisa y bien formulada mantiene en la otra persona en el contenido, en su propia mente, en la mente del pensamiento.

Las preguntas son enlaces a otras preguntas, eso es todo. Pequeños fragmentos de curiosidad que llegan a la médula de cuestiones importantes que resuenan y laten y perduran. Las declaraciones de opinión, las respuestas y otras mentiras están bien, siempre que se aparten para dejar pasar las preguntas.

Cuando hagas preguntas en los exámenes, en persona, en tu próxima discusión socrática, insiste en las buenas preguntas. Grandes preguntas. Modele su desarrollo. Revisa su formulación. Juega con su tono. Simplifica su sintaxis o sus implicaciones una y otra vez hasta que la confusión se haya blanqueado y sólo quede el pensamiento.

Tips para hacer preguntas de manera asertiva

📌Nunca empezar una pregunta con una negación: ¿No crees que…?

📌Hacer uso de las preguntas básicas de cualquier conversación: Qué, Cómo, Cuándo, Dónde, Con quien.

📌Empezar con preguntas abiertas muy generales e ir cerrando el embudo con preguntas más específicas a lo largo de la conversación.

📌No es solo hacer preguntas, es charlar y mantener una atención activa.

📌La empatía es un mecanismo importantísimo, esa capacidad de ponernos en los zapatos del otro nos permitirá ponernos en la posición del interlocutor y preguntar sabiamente.

En EO tuve una experiencia increíble muy relacionada al tema de las preguntas ya que tienen un formato Gestalt que está basado solo en preguntas abiertas o contar experiencias personales, de esta manera se puede tener una mejor retroalimentación de la información.

Lo mejor de todo es que hacer preguntas lo podemos hacer y puede ser aprovechado tanto en lo empresarial, como en lo familiar. Pensá que haciendo preguntas se podrá solucionar cualquier inconveniente o duda sea con tus hijos, tu pareja, tu socio o tu inversor.

El líder pregunta para escuchar. En vez de hablar primero y escucharse a sí mismo, pregunta. Es el que escucha activamente para aprender y vuelve a preguntar el porqué, buscando aclaraciones. Es el que habla al final. Gracias a sentirnos COntenidos a través de la escucha del líder, nos hace sentir parte importante porque lo somos. Es lo más interesante sobre la habilidad de preguntar

Conclusión: La habilidad de preguntar 

Este es un tema extenso, pero espero que te haya ayudado a entender un poco más sobre la habilidad de preguntar, y cómo hacerlo de la manera más efectiva posible.

Para culminar, te comparto una entrevista sobre la habilidad de preguntar, para que profundices en el tema. Espero te haya aportado valor con este artículo, si tienes dudas o necesitas coaching, envíame un mensaje

 
[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=0wse2MeVrHA[/embedyt]

 

¡Abrazo emprendedor!

DiegoNoriega.CO

Deja un comentario