Fracaso emprendedor: ejemplos, miedo al fracaso, del éxito al fracaso en emprendedores

Sin duda alguna, cualquier emprendedor te dirá que ha tenido éxitos y fracasos, y seguramente muchos más los segundos que los primeros. Es una cuestión del ecosistema que tal vez muchos no te dicen cuando empiezas en este camino. El fracaso emprendedor te acompañará así como el éxito, es deber de cada uno identificarlos y actuar coherentemente.

Estamos acostumbrados a la idea que emprender es “Cool” y está de moda pero mucho más allá, es un camino muy solitario en el que el 90% de tiempo estarás resolviendo problemas.

El fracaso emprendedor también ha hecho parte de mi vida, te lo he comentado en varias oportunidades cuando en Segundo hogar con 2 millones de dólares, una idea fundada desde el ego y sin una sola conversación con clientes se convirtió en uno de mis mayores fracasos como emprendedor por no tener un propósito claro y no validar mi idea con el mercado.

Y es que primero que emprendedores, somo humanos, donde tenemos emociones, que sin diferencia alguna hacen parte desde nuestras ideas y propósitos. Las emociones de los emprendedores se presentan día a día donde en algunos momentos nos sentimos los peores, llenos de frustraciones y miedos mientras que al otro día nos sentimos motivados por una buena noticia, esto hace parte de la pasión.

Aprender del fracaso emprendedor

En mi libro, que puedes leer gratuitamente en este enlace, comento sobre un concepto de aprendizaje al fracaso, no tenemos que huir de una mala decisión, es necesario aceptarla y aprender de ella, es la mejor forma de mejorar.

Para definir mi propósito me he fijado en las cosas que más me
dolieron en mi camino personal y como emprendedor. Quería acompañar a que otros no vivieran el mismo dolor que tuve que transitar. En mi caso, me costó mucho emprender porque en el año 2000,
cuando comencé a emprender, no había mentores ni emprendedores
experimentados.

El fracaso viene directamente relacionado desde los dolores, a mi me costó muchísimo emprender y cometí grandes errores que me llevaron al borde casi de la depresión. Aprendí de el, lo abracé para luego despedirme y seguir mi camino del emprendedurismo haciendo lo más inevitable posible encontrarlo nuevamente.

¿Cómo lidiar con el fracaso?

Aquí es donde se hace importante el acompañamiento de los mentores, quienes se convierten en un elemento importantísimo dentro del desarrollo personal y profesional quienes son un punto de apoyo para cargar con los desafíos y montaña rusa de pensamientos en el mundo emprendedor.

Es una de las razones de mi propósito al acompañar a emprendedores en su camino de realización personal y profesional, lo hago a través de los webinars, de los cursos para emprendedores o de las mismas mentorías que desde hace un tiempo ofrezco como parte del mejoramiento del ecosistema

El fracaso hoy en día es un tema que se ha visto más en charlas entre emprendedores, en un mundo post-pandemia esta probabilidad de fracaso aumenta mucho más al no tener definido un norte donde el mercado ha cambiado totalmente, ¿Cómo prepararnos para un mundo post-pandemia? La cuestión es sencilla, adaptarnos a las nuevas formas, ahora existen nuevas oportunidades, nuevas necesidades de un mundo globalizado que está ahora más que nunca, inmerso en lo digital.

Una lección de vida imborrable

Dentro de mi libro te comparto una historia junto a Carlos Navelino, mi primo. Un hombre inigualable que me enseño a como transitar momentos difíciles y que tal vez para ti puede ser de ayuda en el fracaso emprendedor:

Hay gente que tiene la facilidad de enseñarte con una mirada o con pocas palabras.

Ese es el caso de Carlitos, mi primo.

Les comparto una anécdota del 26 de abril de 2016, el día de su cumpleaños.

Él estaba muy enfermo de cáncer, internado en el Hospital Alemán de Buenos Aires. Sin embargo, siempre continuaba con su sonrisa de oreja a oreja y hablando de lo más importante, de lo trascendente.

Él sabía que ese día se definía si yo cerraba o no SegundoHogar.com, mi startup con la que venía atravesando grandes problemas.

Apenas entré en su habitación me vio la cara y ya sabía que la negociación no había terminado bien.

Tenía que dar de baja el proyecto que tanto me había costado. Para mí era el peor momento de mi vida, estaba deprimido y el mundo se me venía abajo.

Él me dijo:

“Cambiá la cara. No tenés ninguna razón para estar mal. Vos seguí luchando por lo que querés”.

En un segundo se me activaron muchos pensamientos/sentimientos para poner mi “fracaso” en perspectiva.

Carlitos, con su salud muy floja e internado el día de su cumpleaños, se interesaba más por mí que por él. No importaba su estadio, sino el guiarme con su ejemplo.

Entendí que el “cambiar la cara” era para mirar la vida con optimismo y estar muy presente en el AHORA. “No tenés ninguna razón para estar mal” fue muy fuerte,
porque creo que me dijo: “Te cambio ya todos tus problemas por tu salud”. Y, definitivamente, el “seguí luchando por lo que querés” es una de las demostraciones de actitud de lo que él estaba haciendo para que todos los que estábamos cerca lo aprendiéramos.

Inmediatamente me di cuenta de que había perdido una gran batalla, pero que seguía de pie y era más sabio que antes para enfrentar nuevos desafíos.

En definitiva, transitar el fracaso me había convertido en mejor emprendedor y, sobre todo, en mejor persona. Había soltado el miedo a fracasar y a lo que la gente iba a pensar de mí.

Ante este tipo de situaciones difíciles que nos toca atravesar, tenemos la opción de mantenernos caídos o de levantarnos.

Depende el 100 % de nuestra actitud.

Nunca voy a olvidar esas palabras (y muchas otras) pero, sobre todo, voy a mantener vivo tu espíritu de lucha, tus ganas, tu optimismo, tus fuerzas y tu entereza para vivir la vida.

Esto es lo que hace un GRAN LÍDER, enseñar con el ejemplo. Nada más, nada menos. ¡GRACIAS CARLITOS! ¡Gracias MAESTRO!

Las redes de contención para enfrentar el fracaso

Ahora, es inevitable no fracasar, está en nuestro destino sin importar si eres emprendedor, colaborador, socio o parte del equipo de trabajo de una compañía, en algún momento deberás transitar el fracaso, allí es cuando se hace primordial tus contactos, amigos y familiares.

Meme sobre fracaso

A esto lo llamo redes de contención, son las personas en quienes piensas que pueden estar allí, a tu lado cuando tengas una mala decisión o cuando simplemente el mercado no quiera más tu producto.

Es tu familia, tus amigos, tus mentores, equipo de apoyo en ecosistemas emprendedores o incluso tu terapeuta quienes están dispuestos a acompañarte y transitar este estadío que será momentáneo y que será recompensando cuando seas vos la contención de otras personas en sus fracasos.

Está bueno fracasar, pero no quedarse ahí, también está bueno ser exitoso pero sin creérselas mucho, es un equilibrio constante que la vida y la experiencia nos da con el tiempo.

Muchas veces también es momento de dar una mirada en retrospectiva y preguntarnos cómo está nuestra relación con el fracaso, nos ayuda a conocernos mucho mejor y a estar preparados para lidiar con todas las emociones del emprendedor

Pregúntate:

🔴 ¿Por qué le tengo miedo al fracaso y como luchar contra el?

⚪ ¿Qué nos enseña y como actuar ante el fracaso?

🔴 ¿Cómo levantarnos después del golpe?

⚪ ¿Cómo superar un fracaso y alcanzar nuestro propósito, visión y objetivos?

¿Por qué fracasé?

El #emprendimiento es un mundo de #incertidumbre y de #cambios, al comienzo creemos que es tener una #idea y ya…pero en realidad es mucho más profundo. Yo sigo emprendiendo y lo sigo sintiendo. Quizás con mayor madurez emocional, pero igual te golpean las olas, estas son algunas razones por las que puedes fracasar emprendiendo:

🎯 No validar la idea con las necesidades del mercado
🎯 Esperar a que todo este perfecto.
🎯 No salir a conectar y conversar con los clientes
🎯 No liderar con objetivos
🎯 No sumar equipo, solos tenemos un impacto menor
🎯 No profesionalizar nuestro management aprendiendo a delegar, trabajar en equipo, etc.
🎯 No Hacer crecer nuestra marca
🎯 Tener poca o ninguna resiliencia en los momentos duros.
🎯 No disfrutar del día a día. Para ello es fundamental que descubramos nuestro propósito, qué nos apasiona y la huella que queremos dejar en 50 años.

“Cuando estás en la playa y viene una ola, no podes frenarla, hay personas que se zambullen y la pasan por abajo, otras que saltan y la pasan por arriba, otros se ponen de costado para que el golpe no sea tan fuerte, algunos no saben qué hacer y los revuelca hasta la orilla y también están los que la barrenan. Pero no se puede parar”.

Con esta frase se podría resumir el emprendimiento, no hay un camino, no hay una fórmula mágica, todos podemos hacer las cosas de distintas formas. Pero el fin único es dar valor a nuestra audiencia y mercado

Conclusiones sobre fracaso emprendedor

Para mí, el fracaso es sinónimo de aprendizaje; cuando más aprendemos es cuando pasamos por dificultades y sabemos resolverlas. Esto opinan algunos emprendedores sobre el fracaso

Fracaso emprendedor

Espero que te haya sido útil el artículo y te haya aportado valor; por último te dejo un video sobre cómo fracasé en mi empresa. Si necesitás coaching o ayuda, envíame un mensaje

Video sobre fracaso emprendedor

 

Éxitos y fracasos en negocios digitales

¡Abrazo emprendedor!

DiegoNoriega.CO

 

WhatsApp

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí